Es el órgano de gestión y control del colegio. Entre sus competencias destacan:
1. Establecer las directrices para la elaboración del Proyecto Educativo del centro.
2. Elegir al director del centro.
3. Decidir sobre la admisión de alumnos.
4. Aprobar el presupuesto del centro.
5. Promover la renovación de las instalaciones y equipamiento escolar, así como vigilar su conservación.
6. Analizar y evaluar la evolución del rendimiento escolar general del centro.